Tracking shares y dividendos

Las tracking shares están resultando ser un instrumento muy útil en la configuración de estructuras societarias que demandaban un reparto de dividendos diferente para sus accionistas, vinculándolo al rendimiento de una unidad productiva, sector o actividad de la empresa.

 

La creación de estas acciones (o participaciones), es un instrumento perfecto para aquellas empresas en las que resulta sencillo determinar el resultado obtenido por cada unidad de negocio, como son por ejemplo las sociedades inmobiliarias, los holdings o las empresas familiares, donde muchas veces coexisten líneas y sectores de actividad diferenciados.

 

Por el contrario, no es tan habitual su uso, en aquellas compañías en las que resulta más complejo compartimentar una parte del negocio, o en las que en general, los criterios para la contabilización de los resultados y los costes asociados a una unidad productiva no resulta tan meridiana.

 

Cobra especial relevancia la configuración de las cláusulas estatutarias relacionadas con estas acciones, en particular, la forma de establecer el reparto desigual del dividendo en función de los resultados, la descripción precisa de la unidad de negocio afecta o las cláusulas de protección contra actos de disposición sobre ésta.

 

De hecho, su utilización y la posibilidad de regularlos estatutariamente, ha llevado a que, en el Anteproyecto de Ley de Código Mercantil de 2014, se haya incluido expresamente el uso de tracking shares bajo el título “Acciones vinculadas a un sector de actividad”. Al respecto, comentaré que es una lástima que se haya circunscrito su uso para sociedades anónimas, ya que también es perfectamente válido para sociedades limitadas, tal y como viene aplicándose en la práctica.

 

Sea como fuere, es evidente que esta figura va a ser cada vez más utilizada, por ofrecer un sistema seguro y transparente para establecer el reparto de los dividendos de una empresa, y por la libertad que tienen los accionistas para configurarla.

 

Autor: Javier Fuentes.