Por qué las empresas de servicios profesionales requieren de una ERP flexible y escalable

Cada empresa tiene necesidades y requerimientos únicos a la hora de seleccionar e implantar un software de ERP. Algunas buscan centralizar procesos desde un punto de vista más estratégico, otras miran hacia la transformación digital y otras buscan una solución efectiva a corto plazo. El factor común de todas ellas, al final, es estandarizar las operaciones para generar mejoras en el negocio.

Las organizaciones como por ejemplo las empresas de servicios profesionales tienen la necesidad de tener un control más exhaustivo de los costes para poder identificar ineficiencias y corregirlas, lo que las lleva a implantar un ERP con todos los procesos integrados.

Desde RSM, al ser también una empresa dedicada a los servicios, entiende las necesidades de este tipo de clientes, asesorándoles y ayudándoles a implantar nuevos procesos que ayuden a la gestión, siempre con un soporte tecnológico integrado.

Las principales necesidades que llevan a una empresa de servicios a implantar una ERP son:

1. PROCESOS DE NEGOCIO ESCALABLES E INFORMES MAS PRECISOS

 

Con la ayuda de una ERP óptima, que permita integrar todos los procesos de negocio, desde la gestión del capital humano, hasta la gestión financiera, pasando por obtener informes precisos de cada uno de los proyectos, ayuda a las empresas a poder diferenciar momentos críticos en cualquier fase de cualquier proyecto.

Los informes, siempre que se trata de proyectos, donde los consultores la mayoría de las veces están en cliente, deben ser a tiempo real, pudiendo tener una visibilidad 360º de cada uno de los factores que afectan a la operativa diaria.

En el departamento de consultoría de RSM, tenemos experiencia en implantación de sistemas. La flexibilidad de crear procesos, de escalarlos incluso de cambiarlos por factores externos inesperados, son procesos que condicionan la elección de una ERP.

2. MAYOR NÚMERO DE “SALIDAS” DE LOS GRANDES ERP

 

Los ERPs, tal y como los conocemos, se tratan de softwares complejos, costosos y difíciles de personalizar. Esto hace que las empresas de servicios que siempre tienen que estar a la última, teniendo que ser capaces de adaptarse desde la ejecución de un proyecto tradicional hasta proyectos Scrum, opten por sistemas más vanguardistas. Es aquí donde el cloud cobra protagonismo, cambiando por completo la visión de los ERP on premise.

Los proveedores de ERP cloud ponen a disposición de los clientes procesos completamente estándar creados a partir de la experiencia, cogiendo las mejores prácticas del sector, pudiendo gestionar proyectos, personal, todo ello totalmente integrado con las finanzas, facturación y reconocimiento de ingresos.

3. TIEMPO DE IMPLANTACIÓN COSTES ELEVADOS

 

Las necesidades de una empresa de servicios como hemos dicho ya, es estar siempre adaptándose a factores externos. Esto hace que no puedan permitirse implantaciones de ERPs prolongadas en el tiempo, ni por tanto con un coste excesivo. En RSM, sabemos de la importancia del tiempo de nuestros clientes, es por esto, gracias a las nuevas tecnologías cloud, en las que estamos especializados y al equipo que compone RSM, conseguimos implantaciones en tiempos mínimos, lo cual reduce el impacto a las tareas diarias, y por supuesto al coste.

4. ¿QUÉ OCURRE CON LAS EMPRESAS QUE NO SON DE SERVICIOS PROFESIONALES?

 

El poder controlar costes, tener procesos de gestión estandarizados y unificados, no se limita a exclusivamente a este tipo de empresas. Se podría decir que todas las empresas son vulnerables a la implantación de una ERP que les permita mayor escalabilidad de sus procesos.

Para RSM, es NetSuite, del cual somos los distribuidores e implantadores de referencia a nivel global, la tecnología que permite cumplir con lo anteriormente citado. El grado de personalización y adaptación a nuevos retos es máximo, pudiendo adelantarse a necesidades sin la necesidad de invertir más de lo necesario en mantenimientos y evolutivos. Gracias a los procesos estándar que la herramienta ofrece, recopilando las mejores prácticas, dando acceso desde la gestión de proyectos, asignación recursos, control de costes, gestión financiera, generación de informes, facturación y reconocimiento de ingresos.

Autor: Ricardo Montón, Business Development de RSM Spain Consulting