Planes de recompra de acciones en STARTUPs: El caso de UBER

Cuando una startup decide poner en marcha un Stock Plan para sus empleados, el objetivo común es poder participar del éxito futuro de la compañía. La meta que las partes se han fijado para medir este éxito es sin duda el momento en el que la startup se vende por un precio muy alto o el día en que ésta sale a bolsa.

 

Con el exit de la startup, los empleados podrán al fin vender sus acciones y capturar una parte del valor que han aportado durante las primeras etapas del proyecto. Pero, ¿Qué pasa si la startup a pesar de su éxito no se acaba vendiendo o no sale a bolsa? Por desgracia, que los empleados tendrán unas acciones que no pueden vender, cautivos de los inversores mayoritarios.

 

En Estados Unidos, con algunas excepciones (Snapchat), las compañías tecnológicas están retrasando su salida a bolsa más de lo esperado en comparación con años anteriores y el mayor acceso a financiación privada ha motivado que no sea tan atractiva su venta. Ante esta situación, los empleados de estas compañías se están preguntado cuándo van a poder vender sus acciones, y Uber no ha sido una excepción.

 

Sin comunicado oficial, se ha sabido recientemente que Uber va a proceder a comprar sus propias acciones a los empleados. La pregunta es: ¿Qué ventaja obtiene Uber con esta operación de recompra?

 

Teniendo en cuenta que las acciones de Uber no cotizan en un mercado oficial, los empleados no pueden de ninguna otra forma vender sus acciones. Para facilitar la venta de estas acciones, Uber va a adquirirlas de sus empleados con un descuento, para posteriormente venderlas a otros inversores a un precio mayor a las que las ha comprado. Con esta maniobra, Uber está dando liquidez a sus empleados,  financiando esta recompra a través de los inversores y más importante; está obteniendo un beneficio por ello.

 

Al margen de las consideraciones que este programa de recompra puedan suscitar, es cierto que cualquier Stock Plan debería prever de antemano que alternativas se pueden adoptar para poder dar liquidez a las acciones de sus empleados,  en el caso de que el exit de la startup no llegue a materializarse o se retrase en el tiempo.

 

Planificar, saber comunicar y ser transparentes con los empleados a los que se les brinda la oportunidad de participar en el éxito de la startup, es una de las claves para atraer y retener el talento que tanto necesita la startup en sus inicios.

 

Para mayor información, le invitamos a asistir al taller práctico sobre “Stock Plans para Start-Ups” organizado por RSM de la mano de Javier Fuentes, conjuntamente con ISDE Barcelona el próximo jueves 20 de abril a las 7:00 PM en la sede de ISDE Barcelona, Av. Tibidabo nº 30, o puede ponerse en contacto con nuestro departamento de Mercantil en RSM en el teléfono +34 93 241 39 70 o a través del correo electrónico jfuentes@rsm.es.

 

Para realizar la inscripción al taller práctico sobre “Stock Plans para Start-Ups” visiten: https://www.eventbrite.es/e/entradas-stock-plans-para-start-ups-vision-practica-33455400002?utm_term=eventurl_text.